La técnica de la FeMAD escribió otro insólito capítulo en Eldorado

  • 22 mayo, 2019
La técnica de la FeMAD escribió otro insólito capítulo en Eldorado

El Colegio de Comisarios Técnicos de la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo (FeMAD) escribió otro insólito capítulo en la segunda fecha del Misionero de Pista que se disputó en Eldorado y donde se dio el parque más bajo de la historia del automovilismo en pista.

El hecho demuestra, una vez más, que la crisis que viene atravesando el automovilismo misionero en Pista, no es solo económica, sino también es una crisis institucional.

Según el documento oficial entregado por el departamento de prensa de la FeMAD el colegio de comisarios técnicos estuvo integrado por José Yost, Guillermo Heck, Sebastián Alenka y los cuestionados Paulo Smith y José Luis Gritti.

En la segunda fecha y después de más de 10 años, la Asociación Misionera de Pilotos y Propietarios de Automóviles de Competición (AMPPAC), por primera vez en su historia no tuvo un técnico en el recinto de la verificación final, debido a una reciente resolución de la FeMAD, donde recién después de 10 años de convivencia, se aplicó el R.D.A. y se dejó sin efecto el acuerdo firmado antes del inicio del Campeonato Misionero de Pista, borrando con el codo lo que se había firmado con la mano.

Esta vez los que ‘sufrieron’ a los cuestionados técnicos de FeMAD y la falta de defensa de la AMPPAC fueron los pilotos del Turismo Pista Clase 1 y sus mecánicos.

La situación empezó cuando los Fiat Uno de Deivid Skowron, Santiago Mantilla y Adrián López ingresaron a la técnica final y le solicitaron los carburadores.

Según pudo reconstruir Mundo Motor Misiones, con testimonios de mecánicos y jefes de equipo que estuvieron en la técnica, los responsables técnicos de los autos entregaron el elemento solicitado y luego de unos minutos y de las mediciones les indicaron que los “difusores de los carburadores” no daban las medidas y que “están fuera de reglamento”, por lo tanto se iba a informar a los comisarios deportivos para la exclusión de la prueba.

La situación se volvió rápidamente tensa, ingresando los pilotos a la técnica para saber que pasaba ya que los tres carburadores son originales, tal como marca el reglamento técnico de la Clase 1 2019 y las medidas daban según las medidas de los reglamentos que tenían los mecánicos. “Me decían que mi reglamento estaba mal, que el válido era el que estaba publicado en la FeMAD. Ingresé desde mi celular y era el mismo que yo tenía ahí, pero ellos me decían que estaba mal”, reconoció un piloto que estuvo en el incidente y del cual reservamos el nombre para evitar futuras sanciones.

Luego de varios minutos de discusión, el problema ya no eran los difusores sino el “Largo de la Pata Avioncito”, que según el reglamento técnico de la Clase 1 2019 tiene que tener “14 mm. Máximo” y los carburadores tenían entre 13.7 y 13,8 mm, ósea menos de lo permitido. Pero según los técnicos de la FeMAD eso también estaba mal porque según el reglamento que ellos tenían decían “+/-”.

Los técnicos de la FeMAD, ya con la presencia de los comisarios deportivos, le informaron a los integrantes de los tres autos involucrados que iban a medir el carburador del cuarto, que había sido Federico Puerta, y que “si el de él estaba bien, los tres quedaba excluidos” y si “ese carburador también tenía las mismas medidas pasaban la técnica todos”.

Fueron a medir ese carburador y dio la misma medida que los tres primeros. Hubo silencios, reuniones, revisiones del reglamento y minutos más tarde y luego de revisar las levas y sin dar ninguna explicación de lo que había pasado los liberaron a los cuatro. Del tema nunca se informó oficialmente el domingo, no hubo una publicación de lo actuado en la técnica, como si lo vienen haciendo varias categorías nacionales, como el TC, Turismo Nacional, Turismo Pista o el Zonal Bonaerense, y se dieron las clasificaciones como oficializadas el domingo por la tarde, en los partes de prensa enviados por la oficina de prensa de la FeMAD y publicados en las redes sociales y la web oficial de la institución.

Pero la situación no terminó ahí siguió el lunes cuando los demás integrantes de la Clase 1 se enteraron de la situación vivida por sus colegas en Eldorado y comenzó el debate de lo que había ocurrido. Los pilotos involucrados se mostraron molestos por la situación vivida y porque no hubo una explicación oficial de la FeMAD de lo ocurrido y porque se había generado ese mal momento. Los pilotos de la Clase 1 solicitaron explicaciones a la Comisión Directiva AMPPAC.

Desde la comisión directiva de la AMPPAC habría llamados a los técnicos para que expliquen que había pasado. Hasta el momento no se pudo saber el contenido de lo conversado, ni la respuesta oficiales o explicaciones que dieron desde la FeMAD, porque desde las dos instituciones hicieron silencio sobre el tema y no publicaron nada en ninguno de sus sitios oficiales, ni le enviaron ninguna nota a los pilotos de la Clase 1 para explicarles qué pasó.

Algunos mecánicos afirman que el problema era porque el reglamento de la Clase 1 no habla de tolerancia, sino que habla de Máximo y otros mecánicos consultados por este medio afirman que los técnicos de la FeMAD se “habrían confundido” de reglamento y realizaron la medición con el Reglamento de la Copa Fiat 1.4, porque la medida que ellos querían que dé es la del carburar que ocupa la Copa Fiat 1.4.

Lo único concreto es que los pilotos de la Clase 1 pasaron un mal momento y que nadie les dio una explicación si sus carburadores están bien o había algo mal, ya que en un momento estaban excluidos y en otro momento estaba todo bien.

La nueva e insólita situación se viene a sumar una página más a los cuestionamientos que viene teniendo parte del actual colegio de técnicos de la FeMAD.

 

Aquí repasamos algunos de los hechos:

El más conocido fue el ocurrido en el Gran Premio Coronación de Karting de 2018, donde por un mal procedimiento de los técnicos de la FeMAD, Damián de Lima se consagró campeón de la 4 Tiempos Estándar pese a tener un elemento fuera de Reglamento. La familia De Lima apeló a la CDA del ACA aduciendo que el procedimiento donde se secuestró la pieza estuvo mal hecho y el máximo organismo nacional le dio la razón y el título. Conocida la resolución, el técnico Paulo Smith, a través de las redes sociales, reconoció el error y afirmó que él “no sabía el procedimiento” y pidió disculpas. Pese a esa grave falla siguió en la técnica de la FeMAD como si nada pasó.

Con José Luis Gritti los cuestionamientos empezaron el año pasado. Según una nota de la AMPPAC enviada a la FeMAD, publicada en la Web de la AMPPAC, los pilotos y mecánico se quejaban de maltratos verbales de los técnicos en la verificación técnica y solicitaron la remoción de todo el cuerpo técnico de la FeMAD.

Luego de la fuerte nota y el acuerdo firmado entre FeMAD y AMPPAC, Gritti no fue incluido en el cronograma oficial de la primera fecha como integrante de la técnica y en Oberá solo estuvo como ‘colaborador’.

Pero en la segunda en Eldorado, pese a los cuestionamientos, la fuerte nota de la AMPPAC y el acuerdo firmado entre Femad y AMPPAC a principio de año, Gritti volvió como si nada hubiera pasado y fue incluido en el Reglamento Particular de la Prueba por las autoridades de la FeMAD como integrante del Colegio de Comisarios Técnicos. Lo que llamó la atención de la mayoría de los pilotos es que ese cronograma, con las autoridades no fue publicado previamente en el Facebook oficial o en la Web de la FeMAD, como si se hace habitualmente y los pilotos recién se enteraron en Eldorado cuando se le entregó el cronograma.

Gritti volvió a la técnica, como si nada pasó. Hasta aquí cero autocrítica de la FeMAD con sus técnicos, que están cuestionado y siguen generando malestar entre los pilotos.

Del otro lado, ocurrió todo lo contrario. Luego del incidente ocurrido en la primera fecha con el anexo de los carburadores del TC4000 Misionero, la AMPPAC hizo autocrítica, reconoció el error por nota y se sacó a su referente técnico, José “Polaco” Espindola, con la finalidad de no agravar la situación en la relación FeMAD-AMPPAC.

El problema del anexo de los carburadores del TC4000 fue que hubo un problema técnico con el envío del documento y para la Femad se entregó fuera de los plazos legales, pese a estar publicado en la web oficial de la AMPPAC.