Lo que el ACM no quiere ver, ni reconocer

  • 16 junio, 2021
Lo que el ACM no quiere ver, ni reconocer



WhatApp Uníte al grupo

Opinión: Por Pablo Lizarraga

Luego del escándalo y la clausura del Autódromo Rosamonte de Posadas, que todavía no fue levantada por las autoridades del club, el presidente del Automóvil Club Misiones (ACM) Carlos Malarczuk, lejos de salir a reconocer los errores que se cometieron salió a hablar con los medios nacional que siguen el automovilismo ofreciendo una versión muy lejana a lo sucedido el domingo.

A nivel local solo habló con El Territorio y con Canal 6 y luego resolvió solo hablar con medios nacional, que desconocen el contexto en que se dio la clausura del autódromo y todos los incumplimientos que tuvo el ACM como la falta de habilitación municipal y que no había policías contratados, según conta en el acta de clausura.



No solo no reconoció los errores propios, sino que salió a ensuciar la cancha y pegarle a la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo (FeMAD), como estrategia para ocultar la seguidilla de errores propios.

Cuando se le consulta sobre lo sucedido, en vez de explicar y reconocer los errores, salió a tirar una versión de que por culpa de la clausura “no podrá traer el TC en agosto” y que “Sin la gente no se puede hacer el TC, porque vamos a ser un escándalo nacional”

Lo que el ACM no quiere ver, ni reconocer 0

Mundo Motor Misiones consultó a fuentes del gobierno provincial y volvieron a aclarar una vez más que “traer el TC a Misiones no está en la agenda, hay otras prioridades”.

Lo que Malarczuk no quiere reconocer es que la clausura del autódromo ya es un escándalo nacional y que su gestión quedará marca a fuego con la primera comisión directiva que organizó una carrera de automovilismo en la Argentina y por no cumplir el protocolo sufrió una clausura, una mancha que nuca se podrá borrar lamentablemente para Misiones y por la cual el trazado capitalino se podría quedar sin actividad federada por el resto del año y sus directivos recibir durísimas sanciones.

Malarczuk y el ACM presentó en su Facebook oficial un informe falso, y con números inflados para tratar de acercarse a las 1000 personas que había en el predio, según la policía de Misiones.

Si se compara con las listas que mandó la FeMAD y la AMPPAC quedan al descubierto la falsedad de los datos del informe emitido por el ACM.

Según las actuaciones policiales que fueron elevadas a la municipalidad y a la justicia federal, había cerca de mil personas y 500 autos en el autódromo. Mientras que desde el club afirman que había 621 personas.

Mientras que el ACM dice que había 80 personas acreditadas por la Femad, desde la entidad madre remitieron una copia de la lista con 36 personas acreditadas.

Mientras que el club dice que había 20 personas por Amppac, desde la asociación que agrupa a los pilotos remitieron el correo enviado a la federación con los 8 nombres acreditados.

Mientras que el club dice que había 10 personas por el servicio de gomería, en el listado enviado a federación figuran cinco personas.

Mientras que el club dice que había 50 personas acreditas para trabajar una foto tomada por este medio con todos los integrantes del club demuestra que no se llegaban a 30. La foto fue tomada a pedido del club para reconocer a toda la gente del club y solo quedaron sin salir el personal que estaba trabajando en la puerta.

Lo que el ACM no quiere ver, ni reconocer 1

Todas esas personas además no estaban en la tribuna, ni en la curva uno sino trabajando en sus puestos.

Malarczuk y su comisión tampoco quiere escuchar la voz de los pilotos del zonal misionero que desde el domingo viene pidiendo a través de notas (AMPPAC), redes sociales y en los medios provinciales la renuncia de él y de toda la comisión, para darle pasó a una nueva dirigencia que si quiere trabajar por el zonal misionero y junto a los pilotos posadeños y por el crecimiento de nuestro automovilismo y no solo pensar en traer el TC.

En los más de 15 años que lleva la gestión de Malarczuk, asumió en el 2005, al frente del ACM el automovilismo zonal siempre estuvo en segundo plano. Sacaban las fechas por compromiso, los baños nunca estuvieron acordes para el provincial, tanto en el karting como en la pista. Faltaron duchas, inodoros, no había agua, solo por contar algunas de las tantas cosas que pasaron los pilotos de nuestro zonal en los últimos 15 años. Además de tener que pagar costos “extras” al club, además de lo que se pagaba como inscripción.

En muchas carreras del zonal, Malarczuk nisiquiera estuvo presente y se enteraba por los informes que le pasaban sus colaboradores.

No hay que olvidarse que los pilotos pagaron 5000 pesos cada uno para correr a puertas cerradas. Hubo 79 pilotos a 5000 pesos cada uno, eso hace un total de 395 mil pesos. A eso hay que sumarle lo que se recaudó el viernes con las pruebas, que fueron 35 autos, según indicaron desde el club.

Lo que el ACM no quiere ver, ni reconocer 2

Malarczuk y su comisión siempre apunto a traer categorías nacionales, por los grandes ingresos que le quedaban a las arcas del club, pese a que después esos ingresos no se veían  reflejadas en el predio. Siempre que se tuvo que hacer alguna mejora se hizo con plata del Estado.

También el ACM fue noticia por malas organizaciones, como cuando le robaron a los pilotos del ultimo Turismo Nacional que organizaron o cuando se vendían entradas truchas para el TC.

Todos esos malos antecedes fueron cortando la relación con el gobierno provincial y desde hace 2 años dejaron de ayudar al ACM desde el estado provincial. Hoy tampoco hay diálogo con las autoridades.

Este último fin de semana fueron nuevamente noticia por incumplir el protocolo sanitario. Los testimonios de que se cobraron entrada a 500 pesos se multiplican en las redes sociales, en testimonios de los propios pilotos que vieron ese accionar y que avisaron al club y los integrantes del club sabiendo que eso pasaba no hicieron nada.

Mundo Motor Misiones pudo confirmar que fue tal el descaro del cobro de entrada, que le cobraron la entrada a un integrante de la comisión directiva del ACM y a su señora, que viven trabajando gratis para el club con sus máquinas. A ellos también les cobraron la entrada. Como es una familia de muy bajo perfil nos reservamos el nombre, pero ellos pagaron los 500 pesos “para colaborar con el club”, pese a que podían ingresar por ser parte de la comisión directiva.

El control de acceso al club es del ACM y en el portón hay un cartel bien grande que dice “el club se reserva el derecho de admisión”, algo que no se cumplió el domingo, porque los que no estaban en la lista de acreditaciones se le debió aplicar el derecho de admisión y dejarlos afuera, algo que indica bien claro el Protocolo.

Pero pasaron tres días del escandalo nacional, de la clausura, del cobro de entradas, de la tomada de pelo a los pilotos, de la ninguneada a la FeMAD y ningún integrante del club que estuvo en la organización en Posadas tuvo un gesto de grandeza de dar un paso al costado.

Prefirieron seguir ensuciando el automovilismo provincial, no devolverle los 5000 pesos a los pilotos, y mantenerse en el club a como de lugar, dando manotazos de ahogados.

Mientras el automovilismo misionero en todas sus modalidades, Pista, Karting y Rally, quedó paralizado por un pequeño grupo  que sigue haciendo mal las cosas y quiere seguir como si acá no pasó nada. Cono dice el refrán ‘miente, miente que algo quedará’.

Malarczuk dijo en los medios nacionales que «se va a tomar un año sabático» y que «no organizará carreras hasta que vuelva el público». Sería bueno que tanto él como sus colabores den un paso al costado y que deje paso a otro grupo que si esta dispuesto a trabajar.