Misionero de Pista

El gesto del Tano Loprete que le costó el campeonato de la Copa Fiat 1.4

de

El piloto de Puerto Iguazú Alejandro “Tano” Loprete no pudo terminar las dos finales de la séptima fecha del Misionero de Pista que se disputaron el domingo en el Autódromo de Oberá.

En la primera final Loprete salió a descontar la diferencia que llevaba Carlos De Ley, pero poco pudo hacer con la pista húmeda. Faltando una vuelta para el final el motor dijo basta, se rompió y tuvo que abandonar.

El Tano se quedó sin motor de repuesto ya que el sábado le había prestado su motor de recambio al apostoleño Juan Carlos Rojas para sumar una máquina más. Por ese motivo el piloto de Puerto Iguazú se quedó sin largar la segunda final y con eso entregó su última chance de pelear el campeonato.

De Ley ganó las dos finales y es el nuevo campeón de la Copa Fiat 1.4.

“Los fierros son así se rompen cuando menos lo esperas. Hoy me tocó a mí. Yo no tenía motor de repuesto porque le había prestado a Rojas el sábado para que seamos más, así que no hay nada que reprochar. Si bien perdimos el campeonato por eso, es lo que había que hacer, somos pocos y si no nos damos una mano entre todos esto no sale adelante. En ese momento había que hacer eso y lo volvería a hacer, más allá de que nos quedamos con las manos vacías después”, explicó el piloto de Iguazú.

“Vamos a trabajar para ir a la última y buscar el subcampeonato”, comentó resignado Loprete.

El Tano agradeció el apoyo de “la Municipalidad de Puerto Iguazú, gestión Claudio Filippa, Trans Falls, Trans Falls Pneus, JC Bordignon, Restaurante Tío Eva, AL Comercio Exterior, CVI, Don Luis y a mi familia que siempre me apoya siempre”.

La octava y última fecha del Campeonato Misionero de Pista se correrá en el Autódromo Rosamonte de Posadas el 31 de noviembre y 1 de diciembre.

Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *